Novedades

Recomendaciones

September 13, 2019

El mundo de los gestos y el lenguaje del cuerpo

¿Cómo se forma un mensaje?

Por: Andrés Sebastián Bustos

La comunicación no verbal es un proceso complejo en el que intervienen las personas, las palabras, el tono de voz y los movimientos del cuerpo. Todos recordarán a Carlitos Chaplin, actor del cine mudo quien fue considerado el pionero de las artes en la comunicación no verbal.
 
Se considera que el impacto total de un mensaje es: 7% verbal (palabra solamente, 38% vocal (tono de voz, matices, sonidos) y 55% no verbal (gestos, lenguajes del cuero).
 
Para codificar el mensaje que el cuerpo emite, hay que conocer los distintos significados que corresponden a cada gesto. Se considera al canal verbal la función de brindar información. Al canal no verbal, las funciones de expresar sentimientos, emociones, rasgos de personalidad y manifestaciones inconscientes. Una primera clasificación de las señales que emite nuestro cuerpo, corresponde a aquellas INNATAS, como por ejemplo: succionar, sonreír, gestos faciales y otras que son APRENDIDAS POR LA CULTURA, como por ejemplo: gesto de OK, saludos, etc.
 
Existen también aquellos MICRO GESTOS O MICRO SEÑALES que se originan inconscientemente: cuando se miente, transpiración, fruncir el ceño, movimiento de comisuras, de pupilas, etc.
A su vez existen diversos factores que pueden alteran los gestos, como son:
 
  • Climáticos
  • Geográficos
  • Profesionales
  • Enfermedades
  • Demográficos
  • Culturales
  • Fisiológicas
  • Vestimenta
 
Cada gesto tiene varios significados y siempre dicen la verdad, transmiten las actitudes y emociones de quien los hace. Un error es interpretar un gesto aislado de otros y de las circunstancias. Debemos observar el conjunto para llegar a una conclusión.Debe existir una congruencia con el lenguaje verbal ya que las señales no verbales hacen un impacto cinco veces más que las orales.
 
A su vez, los gestos deben ser abiertos, para lograr una mayor recepción del mensaje y una comunicación eficaz. Deben estar acordes a la imagen que se quiere transmitir, procurando que no distraigan la atención del receptor, ya que la palabra tiene que llegarle.
 
La simulación en el lenguaje del cuerpo no es posible, se aprende observando los gestos de otros y los propios, si es posible frente a un espejo. Otro ejercicio que se puede hacer es el de mirar un programa de televisión sin sonido, y tratar de entender que está ocurriendo según los gestos de los protagonistas.
 
En resumen: es difícil simular un lenguaje del cuerpo durante mucho tiempo, aunque es bueno aprender y usar los gestos abiertos, positivos, para comunicarse y eliminar los gestos que pueden enviar señales negativas. Esto puede hacernos sentir más cómodos con la gente y ser mejor aceptados por ella.
 
 
 
Andrés Sebastián Bustos:
Es Magister en Dirección de Empresas (MBA) egresado de la Escuela de Posgrados de UADE. Cursó su posgrado con una beca completa de honor otorgada por el Comité ejecutivo de UADE.
Se perfeccionó durante un año en Marketing, Management, Finanzas, Publicidad y Recursos Humanos en ESSEC, una de las Instituciones más prestigiosas de Francia.
Es Lic. en Relaciones Públicas egresado de UADE. Carrera acreditada internacionalmente por la Public Relations Society of America (PRSA).