Novedades

Recomendaciones

September 13, 2019

Certificarte en PMP es más fácil de lo que pensás

Paso a paso para lograr tu certificación.

Por: Gladys Gbernedji Castaño

¿Considerás que certificarte como PMP es una tarea imposible? Durante mis formaciones para la certificación PMP®, me encuentro con que una gran parte de mis alumnos comienzan la formación desmoralizados. Me plantean cosas como, por ejemplo: “trabajo a tiempo completo, tengo familia y va a ser muy difícil para mí sacar tiempo para estudiar” o “la preparación del examen es muy cara” e incluso “hacer un examen de 4 horas es imposible, es una prueba muy difícil”. Por este motivo, en mis formaciones, evaluamos juntos la situación personal de cada compañero y comparto con ellos mis tips para organizarse y no desmoralizarse. 
 
La mala noticia que tengo para vos es que nada se consigue sin un mínimo esfuerzo, no te voy a engañar, hay que prepararse de cara al examen. La BUENA NOTICIA es que…¡¡ Certificarse como PMP® es más fácil de lo que pensás!!
 
¿Cómo compaginar un trabajo a tiempo completo con la responsabilidad que requiere una familia y además sacar tiempo para estudiar? ¡¡Pues empezando a aplicar los principios de gestión de proyectos!!  ¡¡Vamos a planificarnos!! Esto es fundamental, sin una buena organización y planificación te desmoralizarás en seguida.
 
Analizá cuál es tu nivel de conocimiento en gestión de proyectos, pero sobre todo cuán a fondo conoces la Guide to the Project Management Body of Knowledge, PMBOK®. Utilizá alguno de los simuladores que existen actualmente en el mercado para TESTEAR tu nivel y saber de dónde partes. Te servirá también para conocer el tipo de preguntas con las que te encontrarás en el examen.

IDENTIFICAR aquellas áreas de conocimiento que te sean menos conocidas o con las que estés menos familiarizado. Cuando hagamos la estimación de tiempo a dedicarle a cada una de ellas, haremos hincapié en las que menos quieras realizar.
Buscá la FORMACIÓN requerida por el PMI® más adecuada a tus necesidades y situación, formación online, a distancia, presencial, mixta. Hoy en día las posibilidades son inmensas. Además, gracias a las nuevas tecnologías, como por ejemplo aplicaciones descargadas en teléfonos móviles y tablets o las plataformas MOOC, formarte desde casa, el trabajo, el transporte público e incluso durante las vacaciones es cada vez más fácil y económico. En sucesivos posts hablaré sobre las ventajas de los diferentes tipos de formación.
 
Antes de empezar a estudiar revisa el GLOSARIO de términos comunes incluido en el PMBOK®, te ayudará a entender la terminología utilizada en esta metodología. Estoy segura que muchos de los términos ya los conoces, aunque quizás con otro nombre.
Los PODCASTS me resultan sumamente atractivos e interesantes. No dejes de utilizar esta potente herramienta de cara a preparar tu examen. Te permitirá estar cocinando la cena, conduciendo al trabajo e incluso haciendo las tareas del hogar, mientras vas asimilando conceptos y aprendiendo terminología.
 
Aplica el principio de PARETO 80/20. El 80% de la información está en el 20% de la documentación. Con esto quiero decirte que no te vuelvas loco adquiriendo material, libros, ebooks, simuladores, aplicaciones, podcasts, etc. Sólo conseguirás abrumarte y agobiarte. Selecciona dos o tres autores con los que te sientas cómodo y prepara el examen basándote en ellos. La mayoría son jefes de proyecto certificados y totalmente cualificados para ayudarte a pasar con éxito el examen.
Antes de empezar a estudiar en serio, debes ENTENDER cómo está estructurado el PMBOK®. Échale un vistazo, ojéalo, entiende a qué se refiere cada área de conocimiento, cuántos procesos tiene, etc. Te ayudará a entender cómo utilizar la guía. No se trata de leerla y memorizarla, se trata de aplicar los principios y buenas prácticas en ella recogidos y aplicarlo en proyectos reales.
 
Haz una ESTIMACIÓN REALISTA del tiempo que diariamente podrás dedicar a estudiar a y cumple el plan rigurosamente durante una semana. Esto te servirá para determinar tu ritmo de estudio. En función de cómo asimiles los conocimientos, tu experiencia previa y aquellas áreas que conoces vs aquellas que no, necesitarás más o menos tiempo de dedicación.
 
Cuando tengas clara la estimación de tiempo, podrás hacer una PLANIFICACIÓN más rigurosa, con fechas límite que deberás ir revisando según avance tu proyecto personal de prepararte para pasar con éxito el examen PMP®.
Por último, te voy a contar un SECRETO… Cuando estoy llevando a cabo algo que requiere mucho esfuerzo y no saco el tiempo suficiente para ello, si me desanimo, ¿sabes lo que hago? Le dedico el tiempo que tengo (por poquito que sea) y me digo a mí misma “todo cuenta Gladys, todo suma, todo cuenta…”. Ese poquito que has hecho ese día, es mejor que no hacer nada, y te acerca un poquito más a tu objetivo.
 
 
 
 
Gladys Gbernedji Castaño:
Inició su trayectoria profesional en el sector de la construcción en España, inicialmente como jefe de obra. Después de unos años de experiencia en obra y tras continuar formándose, se especializó en gestión de proyectos de construcción.
Comenzó su andadura internacional en 2015, cuando tuvo la oportunidad de aportar su experiencia como Project Manager durante 2 años para la construcción de 9 hospitales propiedad del ministerio de salud y de defensa en la Republica de Ghana. Desde 2017 trabajó como Construction Project Manager apoyando la reconstrucción de Iraq.