Encuentros

20/7/2019

"Cecilia Giordano: “El director de proyectos es como un DT”"

Cecilia Giordano

CEO de Mercer

En el 4to. encuentro de la Comunidad de Interés de Proyectos Públicos Cecilia Giordano nos cuenta qué es importante para fortalecer el liderazgo femenino en la gestión de proyectos. 
 
Auditorio de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Se escucha un murmullo de mujeres hablando, hasta que de repente se hace un silencio. Comienza el cuarto encuentro de la Comunidad de Interés. Esta vez consta de una cierta particularidad, el objetivo de la reunión no solo es contar acerca de cómo se debe gestionar un proyecto, sino cómo las mujeres deben empoderarse para liderar. 
Siglo XXI, la revolución de la mujer en el mundo laboral es un tema de agenda. Las diferencias a causa del género son un problema tanto de ayer, como de hoy en el mercado. Sin embargo, no es un impedimento para gestionar exitosamente un proyecto, por lo menos no lo fue para nuestra oradora: Cecilia Giordano. 
 
Cecilia es CEO de Mercer. Ha desarrollado su carrera en consultoría desde 1996. Fue Líder en Tecnología en Deloitte Argentina, en la que estuvo frente a las Prácticas de SAP, Oracle, la Factory de Servicios de Desarrollo y Mantenimiento, y del Centro Digital. Gestionó proyectos de transformación tecnológica a lo largo de ciclos completos. Es Contadora Pública y Licenciada en Administración de Empresas por la Universidad de Buenos Aires. 
“Creo en la complementariedad. Hombres y mujeres no somos los mismos, somos distintos. La mujer tiene una mirada más holística, más integradora. El hombre se enfoca en los números, en el resultado”, afirma Cecilia. Luego comenta que en su pasado siempre estuvo “a prueba, a la defensiva”, siempre tuvo que demostrar que ella era capaz. Pero, como líder de proyectos se da cuenta que el error estaba en que sus coordinadores/as pensaban en de forma individual. Ella piensa que siempre debe primar el equipo. 
“Hay que ver la diversidad. Es difícil, siempre buscamos personas parecidas, pero si siempre miramos la derecha, nos olvidamos de mirar la izquierda. Nos perdemos toda la foto”, dice la invitada. Además, reivindica que a pesar de ser complejo trabajar con distintos perfiles, es más enriquecedor. Por otro lado, destaca: “El director de proyecto es como un DT. No tiene que saber todo, pero tiene que tener clara la estrategia, el rumbo y en qué lugar de la cancha va a poner a cada persona para que sea mejor para sí mismo y para el equipo”. 
 
A su vez, explica que ser un “gran DT” significa entender cuándo cambian las “reglas del juego”. El mundo es veloz, y las “líneas de la cancha van cambiando”. Por eso, la oradora dice que siempre que lideramos proyectos debemos alinear objetivos con metodología.  Además, destaca la importancia de pensar en el impacto de los proyectos al momento de priorizarlos. 
 
“A mí me gusta ver el gran desafío del cambio cultural. El éxito de los proyectos no depende tanto del método o la metodología, sino por la gestión del componente humano. Las personas no estamos acostumbrados a cambiar”, expone Cecilia. 
Salir de nuestra zona de confort cuesta. Los cambios buscados al gestionar proyectos incomodan, pero “hay que animarse a promoverlos entendiendo que a las personas no nos gusta hacer cosas nuevas, usamos caminos conocidos porque es lo que no nos incomoda”, agrega la oradora. Por eso, para que el proyecto sea un éxito no hay que subestimar el componente humano, hay que explicar el por qué lo hacemos y para qué lo hacemos. Como buenos DT debemos buscar que ”la gente se suba” a nuestra propuesta y que quieran formar parte de ella. 
 
Por último, destaca que es importante constantemente ver los proyectos que estamos gestionando, cómo usamos los recursos, cómo trabajamos en equipo y qué impacto logramos. Después, de todo un proyecto exitoso es aquel que logra un cambio.